29 feb. 2012

El Arte de Viajar

Si para conseguir lo conseguido
Tuve que soportar lo soportado
Si para estará ahora enamorado
Fue menester haber estado herido
Tengo por bien sufrido lo sufrido
Tengo por bien llorado lo llorado
Porque después de todo he comprobado
Que no se goza bien de lo gozado
Sino después de haberlo padecido
Porque después de todo he comprendido
Que lo que el árbol tiene de florido
Vive de lo que tiene sepultado

Varias veces me han dicho que leer el blog (este o los anteriores) es como leer una especie de diario íntimo, algo que tengo que admitir que a veces me da un poco de miedo… Y es que al escribir, uno se entrega completamente, cuenta lo que quiere contar pero sin censuras, dice lo que quiere decir cuando incluso muchas veces no se atreve a hacerlo en la cara. Y esto dice mucho del escritor, básicamente está entregando toda la información que éste procesa, y con ella, entrega su libertad. Quienes ya lo conocían no podrán verlo jamás con los mismos ojos, y quienes aún no lo conocen tampoco podrán hacerlo como si no supieran nada de él.

Supongo que esto debe pasarle a todo aquel que practique alguna forma de arte: el director de una película, el compositor de una canción, el pintor de un cuadro, o el escultor de un busto. Todos ellos dejan algo de sí en sus obras, todos ellos intentan mostrar, de distintas formas, lo que piensan, lo que sienten, lo que imaginan, o, lo que es más arriesgado aún, sus propios deseos más profundos.

Esto me hace pensar en qué es el Arte, y por qué es éste un concepto tan subjetivo. Bueno… creo que primero habría que intentar explicar qué es la Cultura. En mi opinión, la Cultura es todo aquello que nos identifica como sociedad, que muestra hábitos, idiosincrasia, y costumbres de todo un conjunto de personas, y se compone, entre otras cosas, por pequeñas unidades llamadas “Arte”.

Es así que el Arte no es más que una manifestación de aquello que nos identifica mediante una expresión de quienes somos: hay arte en un dibujo de un niño pequeño, en una escultura amorfa ubicada en el centro de una plaza, en una fotografía callejera, y hasta en la musiquita molesta que suena en el celular de un desconocido. ¿Pero por qué entonces no todos consideramos artísticas a estas cosas? Porque no todas ellas son un representante común de la sociedad. Podría decir, entonces, que éstas son “artes satélites” de aquellas: manifestaciones que adquieren sentido artístico sólo ante su creador o un grupo reducido y cercano de personas, pero no para la sociedad en sí. Es ahora que el Arte se transforma en un cuadro de hermosos paisajes, en una fotografía que retrata una costumbre, o en un documental sobre la forma de preparar un plato típico.

Bueno, ahora estoy donde quería llegar: ésta es mi forma de hacer arte. Viajar me identifica, me manifiesta, me expande y me hace crecer, y esto (la escritura) es mi forma de transmitirlo, es mi intento de que esto no sea un “arte satélite”. Y es sólo gracias a ustedes que en sus más de 10.500 visitas nos han mostrado que soñar es un denominador común a la sociedad, que realmente puede llegar a ser Arte: una esperanza que no se apaga, que está latente en todos ustedes y se multiplica con cada publicación, con cada vez que nos animamos a compartir más quiénes somos… Es sólo por ello que la entrega de libertad ya no se transforma en algo a lo que temerle, sino en un alimento que nos hace crecer juntos.

4 comentarios:

Topacio dijo...

Maravilloso como siempre, compadre!!
Te queremos y te extrañamos mucho!!

Diego González dijo...

¡Gracias, comadre! :D

Unknown dijo...

No tengo duda alguna que lo que hacen es arte, más te vale que estudies comunicación a la vuelta porque te sale por los poros!! me encantó el artículo, no esperaba menos de vos, flacuchento

La Vale.

Diego González dijo...

Jajaja, no la veo esa, no la veo... :P

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons