14 abr. 2011

¿Para qué estamos?

Es increíble que este post, que debería ser el más sencillo, que debería ser el que más claro tendría que tener, sea en realidad el más difícil de escribir. Este es mi cuarto intento y aún así no logro encontrar las palabras justas para transmitir el por qué de esta aventura... Y de hecho, cada vez me voy convenciendo más de que no va a ser posible ni ahora ni en unos meses y ni siquiera en unos años darles una respuesta como me gustaría. Creo que este blog (como este viaje) será algo así como aquellos libros que leemos en determinados momentos y que años después, cuando nos aventuramos en sus páginas otra vez, es que le vamos encontrando un nuevo significado.

Si tengo que responder ahora y sin pensar el por qué de esta aventura, sólo se me ocurriría decir: "Porque queremos", aunque en el fondo esa inocente respuesta disfrace una de las cosas más importantes de nuestras vidas, que es vivir nuestros sueños.

Y nótese que no dije cumplir nuestros sueños, sino que dije vivir nuestros sueños. Y es que, como en este viaje, no creemos que llegar a algún lado en sí sea importante, sino disfrutar de lo que suceda en el camino. Creemos que estamos aquí para ser felices, sea lo que sea que esto signifique, y en nuestro caso eso significaría viajar, así que ¿por qué no hacerlo? ¿Es acaso el riesgo demasiado alto? Ya lo dijo Liniers...


Diego

¿Para qué estamos? O ¿por qué lo hacemos? es algo que supuestamente debería estar entre las preguntas y respuestas básicas y obvias, pero mi hermano de la vida Diego, ya lo ha intentado responder (o mejor dicho respondérselo) en 4 intentos, y aun así, no ha logrado convencerse del todo, es que es algo que yo tampoco logro explicar muy bien, pero tampoco me interesa mucho hacerlo, simplemente porque a mi manera de ver y sentir, no hay que darle tantas vueltas o análisis a los sentimientos o esas necesidades internas que se expresan con nuestros sueños. Si nuestro corazón lo siente, no se debería de dudar ni pensarlo tanto, hay que animarse, juntar fuerza, valor y comenzar a vivirlo. Ya que "si dejas que tu corazón te guíe, nunca estarás en el camino equivocado. Él mejor que nadie sabe de sueños, de amor... La mente fría piensa, en cambio tu cálido corazón siente..."

Yo cada día que pasa me convenzo más y más y por eso "...cuando más arriesgo mi vida por algo que tanto quiero, es cuando más vivo me siento. Prefiero morir intentando vivir, que morir sin haber vivido..."

La única diferencia que he encontrado siempre entre los soñadores que están viviendo sus sueños, con sus dificultades, problemas, golpes y aprendizajes, y los que se quedan viendo pasar la vida y siguen postergando ser felices, es la muy simple pero muy difícil acción de EMPEZAR!!! Salir de la zona “segura”, cortar las amarras y EMPEZAR el camino hacia lo desconocido, pero hacia lo que nuestro corazón nos indica que está bien.

Nosotros no pensamos perder más de nuestro preciado tiempo y empezaremos a transitar este desconocido camino arriesgándonos a todo, pero con la seguridad de hacer lo que sentimos y queremos, así que desde ya sabemos que estamos haciendo lo correcto, y creo que como todos en esta vida, estamos para eso, para VIVIR y buscar la FELICIDAD.

Danny

1 comentarios:

Diego Revello dijo...

Para esto, me quedé sin palabras...
Creo que el porqué (al igual que las introducciones de los trabajos académicos) (Según dice la v!"$·% del taller de Redacción Académica) es más fácil encontrarlo luego de hacer lo que empezamos.
Así que lo importante como dice Danny, es empezar, y disfrutar de todo el camino, no solo de la llegada!
¡Sote para esta parte también! :)
¡Arriba gurises!

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons